Blancanieves y los 7 Nenitos

Resulta que había una Blancanieves que trabajaba haciendo las tareas domésticas en el castillo de una Reina Mala. La reina un día le dijo:

– Blancanieves, andá a comprar salchichas.

– Pero Reina, es muy temprano y los negocios deben estar cerrados.

– ¡No importa! Yo quiero que vayas a comprar salchichas – insistió la Reina.

Entonces Blancanieves salió del castillo y fue a buscar una fiambrería, o un almacén, o un supermercado.              Continuar leyendo «Blancanieves y los 7 Nenitos»

Paseo Accidentado

RESULTA QUE la mamá mandó a las nenas con el Tío Chiflete a comprar un limón. El tío Chiflete le dijo que ya que estaba, podía llevarlas al shopping a pasear un rato y ver vidrieras. La mamá le dijo:

– Está bien, pero no vuelvan tarde porque estoy por hacer la comida. Tomá Tío Chiflete este billete de 20$. No gastes más de 10$, y traeme el vuelto.

Continuar leyendo «Paseo Accidentado»

Cuentos por computadora

RESULTA QUE un día Francisca y Laura querían escuchar cuentos. El Tío Chiflete ya les había contado los dos o tres que sabía, y decidió llevarlas a lo del Vecino Inventor.

– Necesitamos unos cuentos, Vecino – pidió el Tío.

– Vamos a ver si podemos sacarlos de la computadora – contestó el Vecino.

Después de un rato de tocar teclas y pensar, de la máquina salió un papel que decía: «Había una vez un colorín colorado»

– Ese cuento es muy cortito, Vecino. Quiero otro más largo.

cuento por computadora
cuento por computadora . niña lee listado

Continuar leyendo «Cuentos por computadora»

Arreglos y Desarreglos

Resulta que un día el Tío Chiflete se puso a desarmar el lavarropas, porque le parecía que no lavaba bien la ropa.

Cuando Peta lo vio, en lugar del lavarropa había una montaña de piezas, tornillos, tuercas, alambres y cosas raras.

– ¿Porqué desarmaste ese lavarropa, Tío? – preguntó Peta.

– Porque me pareció que no andaba bien. Esta camiseta me encogió y me salió toda teñida de naranja.
Continuar leyendo «Arreglos y Desarreglos»

El perrito revoltoso

RESULTA QUE al Tío un amigo le regaló un perrito. Pero cuando lo llevó a la casa, Doña Peta no quiso saber nada, porque los perros necesitan espacio y hacen desastres.

– Pero éste no va a hacer nada malo – dijo el Tío. – Yo me voy a ocupar de que esté todo ordenado y limpio.

– Vas a ver que yo tengo razón…

– Tiene cara de ser muy educado y obediente – insistió el Tío.

Continuar leyendo «El perrito revoltoso»

Monstruos

Resulta que Pifucio, su mamá y Plomín fueron a visitar el Castillo de los Monstruos. La mamá les explicó que era un lugar en un Shopping donde se pagaba una entrada y unos actores disfrazados asustaban a los visitantes. Pero Pifucio le contó a Plomín que era de verdad muy misterioso y aterrador.

Cuando llegaron a la ventanilla donde se sacaban entradas, Pifucio gritó:

– Ay que monstruo más feo, me dá mucho susto! Socorro!

Continuar leyendo «Monstruos»