El día que Pifucio no hizo un lío

Resulta que una vez Pifucio quería la leche, y la mamá le dijo:

– Andá y hacete la leche solo.

– Y cómo hago?

– Mezclás leche en polvo con agua, agregás azúcar, la ponés en el microondas, y te la tomás.

Pifucio fue y buscó la leche en polvo. Buscó varios paquetes hasta que encontró uno que le pareció que era. Luego buscó el azúcar, e hizo lo mismo. Le agregó agua, mezcló todo un rato largo, y por último lo puso a c alentar.

Mientras esperaba se fue a ver televisión, y se entretuvo mucho con unos dibujos animados. Hasta que la mamá le gritó:

– Pifucio, que estás haciendo! – y entonces se acordó de la leche y fue a sacarla del microondas. Pero, sorpresa!, en vez de leche, en el vaso había pan.

princesita virtual

– Mamá, mamá, hubo un accidente!

– Qué pasó!

– Algo rarísimo!

– Qué?

– Vino una bruja y me cambió la leche por un pan!

– No puede ser.

– Sí, en serio. O a lo mejor fue un mago.

– Tampoco puede ser.

– Quiero mi leche! – se puso a llorar Pifucio.

Entonces la mamá fue a mirar lo que había pasado. Se quedó muy sorprendida cuando vió el pan. Pero después de mirar un rato, se dio cuenta de que Pifucio se había confundido: en vez de leche, había usado harina. Y en vez de azúcar, sal.

– Pifucio, como cuánto le pusiste de harina?

– Y, como cinco cucharadas grandes.

– Si hubiera sido leche, era demasiado. Y cuanto le pusiste de sal?

– Media cucharadita.

– Si hubiera sido azúcar, era muy poca. Y cuanta agua?

– Hasta que se hizo como una pasta pegajosa.

– Pero no Pifucio, era poca. La leche tiene que ser líquida, no pastosa. Y cuanto la dejaste en el microondas?

– Hasta que terminaron los dibujitos.

– Pero no, tenías que haberla dejado un ratito corto nada más. Te equivocaste en todo lo que hiciste. Por eso no te salió la leche. Hiciste pan.

– Pan? Porqué?

– Porque el pan se hace con harina, agua y sal mezcladas y cocinadas.

– Puedo probarlo?

Pifucio y la mamá probaron el pan y estaba muy rico.

– Viste mamá? Me salió muy bien mi pan.

– Te felicito Pifucio. De casualidad, hoy no hiciste ningún lío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *